20 de noviembre de 2007

ESO QUE LLAMAN CAPITALISMO

El Capitalismo Se Basa en la Guerra y el Terror

Por todo el mundo abundan las teorías de conspiración sobre "¿qué sabía Bush y cuándo lo sabía?" Desde el 11-S han surgido diferentes detalles que apuntan hacia la CIA, el FBI y el gobierno de Bush como los conocedores previos de los ataques del 11-S, o complotadores tras esos ataques y cerrar los ojos ante lo que venía.
Sin embargo, lo que muchas de estas revelaciones tienen en común es que por lo general sólo culpan por lo que ocurrió o no ocurrió a "los chicos malos en Washington"--a operativos "incontrolables" de la CIA o a elementos derechistas dentro o alrededor de la Casa Blanca, y al Pentágono. Y estos "villanos de la película" amenazan "la democracia de EEUU", y esa lógica es que nunca "debimos" haber permitido que los "bushistas" se robasen las elecciones presidenciales, evitando que los "chicos buenos" del Partido Demócrata llegasen a la Casa Blanca.
Pero estas revelaciones no apuntan el dedo hacia el verdadero culpable: el capitalismo. El sistema de ganancias, especialmente el más poderoso del mundo actual--el imperialismo de EEUU--el que crea guerras, fascismo, pobreza, desempleo masivo, racismo y fundamentalismo religioso, que producen el terrorismo y la batalla por el control que no sólo lleva a actos como el 11-S, sino que también a la matanza de millones en la bronca entre patrones imperialistas por el control del petróleo y la riqueza del mundo.
La "democracia" que los "chicos buenos" presuntamente defienden es una farsa. Los "chicos buenos"-- los liberales como Kennedy, Clinton, Daschle, Carter, el New York Times, CBS, etc.-- son algunos de los mayores opresores de los trabajadores por todo el mundo. En nombre de los "derechos humanos", "propagar la democracia" y "combatir el terrorismo", y ellos son los mayores terroristas del mundo--bombardeando a Yugoslavia, destruyendo a Afganistán, invadiendo a Panamá, estableciendo dictaduras en Chile, escuadrones de la muerte en Guatemala, El Salvador, y masacrando a millones de trabajadores y campesinos en Vietnam y Camboya.
Su próximo blanco de ataque es Irak y Saddam Hussein, a quien han llamado "peor que Hitler", el mismo Saddam que armaron por ocho años cuando hizo guerra contra Irán. Todo esto para que petroleras como Exxon-Mobil de los Rockefeller puedan mantener mejor control de los abastecimientos petroleros del Medio Oriente.
Así que no importa cuántos "comités investigadores" formen para saber quién sabía qué. Todo eso sólo sirve para tapar sus acciones que van rumbo a su verdadera meta: dominio del mundo. Los "chicos buenos" sólo se interesan en estas "revelaciones" para intentar aligerar la burocracia gubernamental y combatir su tremenda ineptitud ,y así poder mejor oprimir los trabajadores del mundo.